Presidente cameral asegura haber recibido denuncias de alcaldes y organizaciones sin fines de lucro para acelerar el proceso

Educación declaró en desuso 365 de las 438 escuelas cerradas en los años fiscales 2017-2018 y 2018-2019.

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, exhortó ayer al subcomité interagencial encargado del traspaso de escuelas públicas en desuso a aligerar el proceso para evitar que los planteles se conviertan en estorbos públicos.

“Nosotros continuamente aprobamos resoluciones aquí para que se hagan esos traspasos de manera expedita. Obviamente el comité es quien tiene la última palabra y yo exhorto al comité que le dé ligereza a ese proceso precisamente para evitar que hayan escuelas en las comunidades que luego se conviertan en estorbos públicos”, expresó Méndez.

Protocolos establecidos

“Hay un comité inscrito en Fortaleza que dirige la licenciada María Palau, que es con la que constantemente nosotros mantenemos comunicación porque se nos acercan alcaldes, organizaciones sin fines de lucro precisamente para estas denuncias (sobre el proceso)”, abundó.

Esta semana, EL VOCERO publicó que el Departamento de Educación (DE) declaró en desuso 365 de las 438 escuelas cerradas en los años fiscales 2017-2018 y 2018-2019, periodo en que la agencia se encontraba en un proceso de rediseño y transformación del sistema de enseñanza pública.

Mientra, alcaldes populares y novoprogresistas denunciaron que muchas de las escuelas que cerraron están totalmente abandonadas. Al mismo tiempo, se mostraron en la disposición de hacerse cargo de planteles que fueron cerrados en sus municipios.

Precisamente, el presidente de la Comisión de Educación, Arte y Cultura de la Cámara, Guillermo Miranda Rivera, utilizó como ejemplo al alcalde de Manatí, José Sánchez, quien ha podido adquirir varias de estas escuelas cerradas para desarrollar diversos proyectos, entre ellos un acuerdo con el programa Head Start, que restauró algunas de estas estructuras.

“Se necesita iniciativa, un buen proyecto, presentarlo, adquirirlo y desarrollarlo. Ahora, no esperen que tengan una situación y ser ellos parte del problema y no parte de la solución. Hay que ser parte de la solución”, abundó el representante.

Asimismo, afirmó que los municipios —sin importar la capacidad económica— pueden hacerse cargo de las escuelas cerradas. “La mayoría de estas inversiones son inversiones privadas o son inversiones a través de propuestas. Los municipios no necesitan gastar del propio peculio del municipio si lo llevan a través de propuestas”, sostuvo.

Por su parte, el representante independentista Denis Márquez destacó que se opuso “tenazmente” al cierre de las escuelas en 2017 y 2018.

“Ahora mismo hay escuelas abandonadas del cierre de 2016… desde esa época. En el 2017 supuestamente se evaluaron las comunidades escolares, decenas de comunidades escolares nunca participaron. El cierre de 2018 fue de escritorio, contrataron una compañía, hicieron una supuesta planificación y cerraron unas escuelas y hay cientos de escuelas en desuso”, sostuvo.

A modo de ejemplo, Márquez mencionó la urbanización Levittown, en Toa Baja, donde cerraron tres escuelas que ahora están llenas de basura.

“La tercera escuela la rescató la comunidad. Esa escuela tiene un teatro y cuando cerraron la escuela a la maestra de teatro la mandaron a otra escuela, donde tuvo que sacar un espacio en el comedor escolar para dar teatro. ¿Esa es la planificación?”, dijo Márquez.

Source: El Vocero

Leave a Reply

Pin It on Pinterest