Los esfuerzos en Puerto Rico para desarrollar una nueva política pública para enfrentar el cambio climático y establecer nuevos controles para mitigar la contaminación ambiental todavía no han rendido frutos y progresan con una lentitud que contrastar con la prioridad que este tema tiene a nivel internacional y con la montante evidencia sobre cómo la Isla se afecta con el calentamiento global.

A pesar del compromiso consignado en el plan de gobierno de Ricardo Rosselló Nevares para fomentar el reciclaje por vía de empresas privadas, explorar la viabilidad de “bio-combustibles”, expandir la compra de vehículos eléctricos y proteger las cuencas hidrográficas, desde el Ejecutivo se ha limitado abordar el tema mediante la creación de un grupo multisectorial creado por orden ejecutiva. Ese Grupo Multisectorial para Mitigar el Cambio Climático -creado en noviembre del año pasado- terminó a finales de febrero un primer informe de recomendaciones para desarrollar una política pública de cambio climático.

Un año previo a la presentación de esa orden ejecutiva, en diciembre del 2017, el senador Larry Seilhamer radicó el Proyecto del Senado 773, la primera medida del cuatrienio que propuso establecer una política pública con relación al cambio climático. Entre otras cosas, la medida plantea reducir emisiones de gases de efecto invernadero en un 40%, reducir el consumo eléctrico en edificios públicos, requerir la instalación de calentadores solares en hogares nuevos, reemplazar la flota de vehículos del gobierno con vehículos híbridos y reducir el depósito de desperdicios sólidos en los vertederos en un 70% para el 2030.

La medida también provee las metas de expansión de energía renovable que recién se aprobaron en la ley que establece el marco regulatorio energético y que establecen como objetivo un 100% de generación renovable para el 2050.

A pesar del contenido de la medida, a más de 16 meses de su presentación, ocho vistas públicas en el Senado y tres en Cámara y votaciones unánimes a favor en ambos cuerpos, desde el 13 de noviembre del año pasado la medida permanece en Comité de Conferencia, según el récord del trámite legislativo. La razón: la orden ejecutiva de Fortaleza para crear el Grupo Multisectorial para Mitigar el Cambio Climático.

No obstante, según explicó el senador Seilhamer a NotiCel, ya el P. de la S. 773 cuenta con in informe de conferencia con lenguaje final que sería aprobado en ambos cuerpos legislativos durante las últimas semanas de abril. La demora, sin embargo, la atribuyó a similitudes entre esa medida y la recién aprobada ley que fija el marco regulatorio energético del gobierno, particularmente en el área de energía renovable.

Entre los cambios que Seilhamer indicó fueron incorporados mediante el grupo de trabajo, indicó que el Comité Asesor que crearía esa medida estaría adscrito al Departamento de Recursos Naturales (DRNA) y la realización de un estudio de necesidad y conveniencia para explorar la viabilidad de ofrecer incentivos de compra para vehículos eléctricos.

Engavetados varios proyectos sobre cambio climático

Aunque el P. del S. 773 parece tener estar encaminado hacia una votación final, lo mismo no se puede decir de otras 5 medidas radicadas en el Senado que siguen estancadas en el trámite legislativo.

El Proyecto del Senado 592, de autoría de Cirilo Tirado, Eduardo Bhatia y Zoe Laboy persigue una vía alterna para establecer la política pública ambiental del gobierno. La medida pretende adoptar las metas de cambio climático establecidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dirigidas a reducir emisiones de gases invernaderos. Fue radicada el 22 de junio del 2017, pero permanece ante la consideración de la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales, sin vistas públicas celebradas.

Otra medida de autoría del senador Tirado es el Proyecto del Senado 154, que proponía crear la Oficina de Cambio Climático, una dependencia adicional al gobierno. La medida fue rechazada en un informe preparado por la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales, que celebró una vista pública sobre la medida.

La minoría del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado también intentó repudiar la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, en no firmar el acuerdo de la ONU sobre cambio climático. Radicado a través de una Resolución Concurrente en el Senado en junio del 2017, desde enero del 2018 la medida permanece ante la Comisión de Reglas y Calendario, con un informe positivo rendido en la Comisión de Asuntos Internos.

Por parte de la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP), también hay proyectos relacionados a cambio climático que han quedado engavetados. El Proyecto del Senado 507 del senador Abel Nazario propone crear un Consejo para el manejo de playas para mitigar el impacto del cambio climático. La medida, radicada en mayo del 2017, sigue sin atender desde diciembre del 2017 cuando apareció en primera lectura en la Cámara.

Finalmente, el propio presidente de la Comisión Senatorial de Salud Ambiental y Recursos Naturales radicó en julio del año pasado un proyecto para declarar el 24 de octubre de cada año el “Día de la educación sobre el cambio climático”. La medida fue aprobada en senado por unanimidad sin enmiendas, sin embargo, en la Cámara apareció en primera lectura el 15 de octubre y desde ese momento no ha visto acción en el cuerpo hermano.

Source: Noticel

Leave a Reply

About ReImagina

206 Calle Tetuán, Suite 603206 Calle Tetuán, Piso 8
Viejo San Juan, PR

PO Box 9024240,
San Juan, PR, 00902

T: (787) 324-1703
E: info@reimaginapuertorico.org

Pin It on Pinterest