Relmagina en los Medios

Confusa divulgación de información caracteriza el intento de modernizar el sistema energético

By diciembre 20, 2019 enero 2nd, 2020 No Comments

Expertos del Centro para una Nueva Economía destacan que dos asuntos aun sin resolución tienen el potencial de aumentar el costo de la electricidad y desincentivar la generación de energía de fuentes renovables

Sergio energy roundtable

El gobierno de Puerto Rico, a través de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Autoridad para la Alianzas Público Privada (AAPP), coordina la transformación del sistema energético del país, que puede ser el proyecto más significativo en décadas por su impacto socioeconómico a todos los niveles, dentro de un proceso caracterizado por la pobre y confusa divulgación de información.

Durante una mesa redonda con periodistas de Puerto Rico e internacionales, el director de política pública del Centro para una Nueva Economía (CNE), Sergio Marxuach, y la directora ejecutiva del programa ReImagina Puerto Rico del CNE, Malu Blázquez, resumieron las distintas fases que ha tenido este intento de modernizar el sistema energético, los datos que se tienen disponible, así como la falta de información sobre aspectos relevantes del proceso.

Marxuach explicó que en la transformación propuesta por la AEE inciden dos asuntos aun sin resolución final. Por un lado, está el Plan Integrado de Recursos (PIR) que todavía no ha sido aprobado por el Negociado de Energía de Puerto Rico y por otro, el Acuerdo de Apoyo a la Restructuración de la Deuda (RSA, en inglés) de la AEE con un grupo de bonistas. Ese acuerdo tiene que ser aceptado por la jueza Laura Taylor Swain, supervisora del proceso de bancarrota de Puerto Rico.

El 11 de febrero de 2020 el Negociado realizará una vista pública sobre el PIR. Mientras que, a principios de año, Swain celebrará una vista pública para revisar los argumentos orales a favor y en contra del RSA.

Tanto el PIR propuesto como el acuerdo con los bonistas aumentarán el costo de la electricidad en la isla y desincentivarán la generación de energía de fuentes renovables, explicó Marxuach, quien estimó un aumentó de 20% en los próximos cinco años fiscales.

“El aumento propuesto por el RSA y los cargos de transición para proyectos de energía distancia de lograr la asequibilidad y sostenibilidad del sistema eléctrico, prioridades que se han promovido y vociferado por la mayoría de los grupos de consumidores del sistema eléctrico de Puerto Rico”, mencionó el director de política pública del CNE.

El aumento a los consumidores sería significativo a todos los niveles y podría tener un efecto devastador en pequeños y medianos comerciantes e industriales, así como en los residentes de la isla, principalmente entre los que tienen menor poder adquisitivo, según describió el directivo del CNE.

A pesar del impacto que tiene sobre la economía de la isla y sobre la sociedad, en el proceso de transformación energética liderado por la AEE y la AAPP abunda la desinformación.

Por ejemplo, no está claro de dónde se obtendrán $6,000 millones de los $20,000 millones que se estima costará la modernización del sistema, explicaron Marxuach y Blázquez. La AEE ha dicho que tiene identificado fondos que suman $14,000 millones.

Según ambos expertos del CNE, el plan de la AEE exige inversiones masivas en nueva infraestructura de gas natural que costará cientos de millones de dólares sin que se haya establecido una forma clara de cómo se pagará.

De hecho, Marxuach y Blázquez dijeron que ni siquiera se ha explicado con absoluta claridad por qué la AEE ha priorizado el gas natural sobre fuentes renovables de energía y tampoco se ha explicado por qué el plan va en contra de las recomendaciones de los propios consultores de la corporación pública.

De igual manera, la AAPP no ha publicado el documento de Requerimiento de Propuestas (RFP, en inglés) a compañías interesadas en la operación y manejo de los sistemas de transmisión y distribución de energía. Se espera que a principios de 2020 se divulgue el nombre de la empresa seleccionada.

A la misma vez, la AEE continúa la ejecución de sus planes de modernización sin que el Negociado de Energía de Puerto Rico les haya aprobado todavía el Plan Integrado de Recursos. El PIR debería servir como el plan maestro para la transformación del sistema eléctrico de la isla para los próximos 20 años.

Marxuach describió el proceso de transformación energética como uno que va por dos vías distintas. Por un lado, está la Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico aprobada este año y por otro lado el plan de ajuste fiscal bajo la Ley Promesa.

“La AEE y el gobierno de Puerto Rico insisten en llevar a cabo una serie de acciones que aumentarán el costo de la electricidad, afectarán negativamente el crecimiento económico, incrementarán el desempleo y provocarán el descuadre de miles de familias”, dijo Marxuach.

Texto por la redacción de El Nuevo Día

Leave a Reply

About ReImagina

206 Calle Tetuán, Suite 603206 Calle Tetuán, Piso 8
Viejo San Juan, PR

PO Box 9024240,
San Juan, PR, 00902

T: (787) 324-1703
E: info@reimaginapuertorico.org

Pin It on Pinterest