Así lo aseguró el senador Marco Rubio, aunque no se dieron detalles

Washington – Aunque no se han divulgado detalles, el Senado estadounidense llegó a un acuerdo sobre el nivel de las próximas asignaciones por desastres para Puerto Rico, mientras están cerca de lograr un consenso sobre toda la legislación, confirmaron ayer senadores.

El republicano Marco Rubio (Florida), quien es miembro del Comité de Asignaciones, dijo ayer que, con respecto a Puerto Rico, “hemos alcanzado un acuerdo que puede ser aprobado por ambas cámaras del Congreso y que el presidente firmaría”.

Previamente, el presidente del Comité de Asignaciones, el republicano Richard Shelby (Alabama), no había garantizado el visto bueno de la Casa Blanca.

Pero, Rubio reconoció que aún quedan otros asuntos pendientes que se necesitan amarrar para tener un acuerdo final sobre todo el proyecto de ley.

Sin adelantar el contenido, tanto el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky) como el portavoz de la minoría, Charles Schumer (Nueva York), también indicaron que han habido progresos notables.

Schumer ha liderado en el Senado el reclamo a favor de asignaciones para la isla, en medio de la reticencia del presidente Donald Trump a otorgar nuevos fondos para mitigar la devastación provocada por el huracán María, que a partir del 20 de septiembre de 2017 causó unas 3,000 muertes y $100,000 en daños en Puerto Rico.

Trump ha alegado falsamente que a Puerto Rico se le han asignado $91,000 millones para atender la emergencia, la recuperación y la reconstrucción de la isla, cuando la realidad es que los fondos prometidos rondan la mitad, unos $48,000 millones si se incluyen gastos administrativos.

De acuerdo a datos del propio gobierno federal, los fondos entregados son menos de $20,000 millones y los dedicados a la reconstrucción de la isla se quedan en unos $1,507 millones. Según el secretario de Vivienda federal (HUD), Ben Carson, de esos $1,507 millones, que son del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR), Puerto Rico solo ha utilizado $150,000.

Para avanzar la legislación falta acordar un lenguaje en torno a los requerimientos de Trump sobre seguridad en la frontera.

Las asignaciones para Puerto Rico estarían encabezadas por una nueva asignación de emergencia de $600 millones en asistencia alimentaria, a la cual a regañadientes accedió Trump hace semanas.

Rubio indicó que si se confirmaba un consenso sobre toda la legislación puede ser aprobada mañana antes del receso en ocasión del “Memorial Day”.

La Cámara baja ha aprobado, desde enero, dos proyectos de ley para asistir a comunidades asoladas por desastres naturales.

Los proyectos republicanos y demócratas han coincidido en proponer los $600 millones en asistencia nutricional y $5 millones para financiar un estudio sobre el impacto de esa ayuda.

Las medidas de la Cámara incluyen una dispensa al gobierno de Puerto Rico en el pareo de fondos para obtener reembolsos de FEMA y$25 millones para la restauración del caño Martín Peña.

En el Senado, la versión demócrata más reciente, sustituyó la dispensa de FEMA y los $25 millones para el caño Martín Peña por asignaciones que suman $462 millones adicionales: $304.4 millones en fondos CDBG-DR; y $157.7 millones para proyectos de infraestructura de agua.

La minoría demócrata también ha defendido un lenguaje que ordene al gobierno federal a desembolsar en 90 días los fondos CDBG-DR ya asignados a la isla.

Hace unas dos semanas, el senador Shelby ofreció aceptar los $300 millones en fondos CDBG-DR.

Tras conversar con senadores republicanos, la comisionada Jenniffer González indicó que “las propuestas que se han hecho de fondos adicionales se han acogido favorablemente”.

Source:  El Nuevo Día

Leave a Reply

Pin It on Pinterest